“No existe tal cosa como ‘Software Libre’

diciembre 14, 2008

Antes que nada, lean esto. Les advierto que:

  • Requieren de un puntaje de TOEFL mínimo de 600 para su lectura… bueno, no, pero de que está en inglés, está en inglés.
  • Si ustedes aman al software libre (tal como yo he comenzado a hacerlo), de seguro los hará ENFURECER.

Uno de los graves problemas del software libre se encuentra embebido en una idea ampliamente arraigada en el mundo y, desgraciadamente, en nuestras mentes: Nada bueno puede ser gratis. Estamos de acuerdo en que nos carguen chorrocientosmil dólares por un Windows defectuoso e incompatible con todo o cualquier cosa que tenga una manzana mordida por logotipo. Ahh, pero hablando del software libre no falta el que dice algo como “es chafa porque es gratis, como el mío me salió muy caro debe ser mejor”. En fin, que es como una concurso por demostrar quién es el más tonto y regodearse por salir triunfador de ello.

¿Que si es muy difícil aprender a usarlo? Hace 15 años, sí, Hoy en día, te cuesta exactamente el mismo trabajo que cualquier alternativa comercial. Es más, estoy seguro que batallé mucho menos con mi instalación de Ubuntu que algunos de mis compañeros de escuela con Vista. ¿Que no puedes quejarte con nadie porque, como es gratis, no tiene garantía? Falsísimo. Las comunidades que apoyan el desarrollo de software libre INUNDAN la red y en cualquiera de ellas te encuentras gente dispuesta a ayudar sólo con el afán de que tú también aprendas (aunque también debe de tenerse sentido común al seguir los consejos que encuentres por ahí, porque en todos lados hay gente fastidiosa).

Con las compañías tradicionales tienes un soporte o muy limitado, o muy místico. Una de las últimas grandes ideas de Apple, la Genius Bar, es un ejemplo de lo segundo. Al ponerte frente a un plantel de expertos computólogos del mundo mágico de Jobs, al mismo tiempo que te brindan la ayuda que necesitas, ayudan a afianzar en tu cabeza el concepto de que las computadoras son inaccesibles pináculos de la ciencia que un simple mortal como tú no puede siquiera atreverse a cuestionar, y que deberías sentirte agradecido con los dioses de la informática por rebajarse a tu nivel y brindarte productos tan buenos. Ahh y buena suerte tratando de cumplir con los dieciochomil certificados y chequeos de autenticidad por los que Microsoft te hace pasar para dignarse a escuchar tus preguntas.

El enfoque de nuestras corporaciones conocidas hacia ti como usuario es muy simple: obligarte a que uses sus productos, forzarte a creas que ellos son la única opción que tienes o que puedes comprender, o hacerte creer que tu status es mejor por adquirirlos aunque te hayan costado 3 o 4 veces su valor real.

El software libre te alienta a aprender, el software cerrado te obliga a consumir.

El software cerrado se hackea, el software libre se desarrolla.

El software cerrado se piratea, el software libre se comparte.


Singe Volant 2 – Ubuntu 0

octubre 23, 2008

En ésta ocasión, el objetivo era lograr que el Visual Boy Advance (un muy recomendable emulador de GBA) jalara en Ubuntu.

Hacer ésto era de vital importancia para poder jugar el recién salido del horno Mother 3 (del cual luego hablaré). Como quise empezar a jugar en el mismo momento en que lo bajé, me impacienté y en lugar de complicarme la vida buscando un emulador para linux decidí probarlo con la versión de VBA de… *coff*… Windows. En los días posteriores traté de encontrar una manera de correr VBA en Ubuntu, pero al mismo tiempo seguía avanzando en el juego y llegué al punto donde sería una pérdida de tiempo espantosa si tuviera que volver a iniciar, por lo que prácticamente limité mis opciones de búsqueda a hacer que el mismo emulador trabajara con el pinguino y cargara los mismos archivos de batería del juego (o sea que en pocas palabras, me atoré sólo).

Cuando ya estaba resignado a tener que ir a la casa de Bill cada vez que quisiera jugar, llegó a mí la herramienta que me daría la victoria: WINE. No funcionó a la primera, pero después de moverle un poco y sacar uno que otro archivo dll de system32, voilá: las aventuras de Lucas y la pandilla ahora transcurrián en Ubuntu.

Esto de Linux si que está divertido… al menos hasta ahora que no me he topado con pared.

Singe Volant 1 – Ubuntu 0

octubre 13, 2008

Al fin, tras varios intentos infructuosos pude conectarme a la red inalámbrica; lo cual significa que ahora tengo un Hardy Heron completamente funcional!!

Ta-ra-ta ta ta ta-ra ta ta
(Leer con la fanfarria de Final Fantasy)

Siguiendo la política del linuxero (o al menos intentándolo), les contaré cómo estuvo el rollo y cómo se solucionó:

El problema: Mi tarjeta de red inalámbrica es una Broadcom BCM4318. Ubuntu la reconoce, pero no la puede utilizar por falta de firmware.

La solución: Hice tantas cosas que al final desconozco en cual de todas radica la solución (o si fueron todas en conjunto). No me atrevo a decir que éste es un tutorial, pero si le sirve a alguien, pues que buena onda.

Pasos requeridos para hacer que la tarjeta Broadcom bcm4318 se conecte a una red inalámbrica en Ubuntu 8.04

  1. Asegurarse de que en el “blacklist” se evita que se carguen los drivers que Ubuntu por defecto trae para esas tarjetas.Con el siguiente código entran a la dichosa lista negra:
    sudo gedit /etc/modprobe.d/blacklist
    y agregan una linea de código que diga bcm43xx para lograr éste cometido
  2. Utilizar “ndiswrapper” para poder usar los drivers de Windows. En el Synaptic Package Manager buscan los paquetes con ese nombre (ndiswrapper) y van a salir 3. Los descargan.
  3. Deben tener los drivers de Broadcom para Windows. Yo los encontré en Program Files > Broadcom > Drivers (o una ruta muy similar) Los copian a otra carpeta y en la terminal se van a esa misma carpeta. Después escriben el siguiente código:
    sudo ndiswrapper -i bcmwl5.inf
    para instalar el driver (asegúrense de que el archivo bcmwl5.inf está en la carpeta donde se posicionaron)
  4. En la terminal hacen lo siguiente:
    Advertencia: Desconozco cuál es la función exacta de éste código. No le pasó nada ni a mi computadora ni al sistema operativo, pero si desconfían pueden encontrar ayuda mucho más certificada en los foros de Ubuntu, buscando “ndiswrapper”
    sudo ndiswrapper -d 14e4:4318 bcmwl5
    sudo depmod -a
    sudo modprobe ndiswrapper
  5. En System > Administration > Hardware drivers debe de aparecer ahora el driver de Broadcom. Cerciórense que la casilla Enabled tenga palomita. Deben estar conectados a la red al hacer ésto porque Ubuntu descarga otras tranzas que necesita para reconocer a la tarjeta.

Y voilá, en teoría deben de estar conectados o al menos captando la señal inalámbrica. Ya sólo dependerá de poner las respectivas claves de las redes que así lo requieran y reiniciar el sistema para disfrutar de la inalambricidad. A mí me funcionó y no se me descompuso ni explotó nada.

Espero que les sirva de algo!!


El novato, desde Linux

octubre 11, 2008

Que tal, saludos desde la tierra del software libre!! Sólo escribo para decirles que todo está bien y no morí en el intento al cambiar de sistema operativo.

Tras mis primeras experiencias, puedo decir que:

  • Si algo he aprendido, es que estoy mortalmente acostumbrado a Windows, cosa bastante lógica pero de la cual no me había dado cuenta hasta ahora.
  • Me siento mucho más geek al teclear comandos en la terminal para hacer cosas (lo que es bueno desde mi punto de vista)
  • Ubuntu es bastante amable con el usuario primerizo
  • Aún no puedo hacer que mi desdichada tarjeta de red inalámbrica fucione (gracias Broadcom ¬¬)

Estoy seguro que después habrá nuevas aventuras que relatar, en alguna otra ocasión así lo haré.


A probar con Linux

octubre 9, 2008

Desde hace un buen rato he querido correr el prometedor sistema operativo del pinguino, pero hasta ahora que me propuse de una vez por todas formatear la compu es que puedo hacer el intento.

Obviamente me voy a ir por Ubuntu, siendo el neófito que soy, así que sólo basta ver que pasará que misterios habrá, puede ser mi gran noche.