Crónica de una visa anunciada

22 de febrero

11:30 PM– Doy una última revisada a mis documentos para ver si todo está en regla. Me doy cuenta que, según el mail del consulado, me falta una forma por llenar e imprimir. –Cuestión de minutos– pensé.

11:35 PM– Entro a la página del departamento de seguridad nacional y comienzo a llenar el formulario electrónico.

11:50 PM– Sigo llenando el formulario. Que si datos personales, que si anteriores visas, que si la cartilla de vacunación del perro… etc.

23 de febrero

12:10 AM– Aún estoy llenando el dichoso formulario. –Muchas de éstas cosas ni siquiera les importan

12:15 AM– Entro a la sección de “estudios anteriores” e ingreso los datos de mi bachillerato. Cuando trato de añadir otro formulario para poner los de universidad, la página me da un error de servidor. Culpo a firefox y a Ubuntu y a no se quién mas, pero la verdad es que el tiempo de mi sesión había expirado. Debía comenzar TODO de nuevo.

12:25 AM– La función de Autollenado de campos del explorador me salva la vida, y diez minutos después estoy de vuelta en el mismo lugar donde me atoré.

12:35 AM– Llego a la sección de preguntas ridículas como: ¿es usted terrorista? ¿maneja armas químicas? ¿tiene alguna especie de adversión contra los presidentes de raza negra?… y así.

12:45 AM– Terminé!! Al fin. Ahora sólo falta imprimir la forma de confirmación y voilá.

12:50 AM– Imprimo la hoja y… no imprime lo negro (que es la mayoría del texto) porque sólo tiene el cartucho de color y el driver de Ubuntu no le dice que imprima con azul si ese es el caso.

1:10 AM– Voy a Windows, descargo el driver de la impresora e imprimo el pdf que envié a mi correo con la hoja de confirmación.

1:15 AM– Una última (ahora sí) revisada y todo está completo. Ahora sí a dormir…

3:10 AM– … Por dos horas. Mi cita es a las nueve así que debemos partir cuanto antes a Ciudad Juárez.

4:00 AM– Salimos!

8:00 AM– Llegamos!

8:15 AM– Gracias a Dios, la precaución de pedir direcciónes y la facilidad que la nueva ubicación del consulado da para ser encontrado, arrivamos con muy buen tiempo a la cita.

8:30 AM– La fila al fin avanza y después de pasar el chequeo tipo aeropuerto estoy en el patio del consulado, en el área de espera para la entrevista. Mi número es el 3300.

9:00 AM– Los números de la pantalla no se acercan en lo más mínimo al 3300. El más cercano está a 1635 de separación.

9:20AM– Wow! Apareció de la nada. Bueno, a la ventanilla cuatro

9:30 AM– A volver a esperar, la ventanilla 4 sólo era para dar los datos.

10:00 AM– Ahora a la fila de la ventanilla 18

10:10 AM– Una rápida revisada y… ¡¡rayos!!, ¡¡no traje el dinero para cubrir el envío de regreso del pasaporte!! Al menos no es algo relevante para la entrevista, terminando veré que hago al respecto. Ya en caso extremo pues hasta pido prestado, total son sólo 8 dólares.

10:20 AM– Están terminando la entrevista las personas que estaban delante de mí, y no se las dieron. Que feo.

10:25 AM– Comienza mi entrevista. La encargada es una señora gringa (que es mejor a que te entreviste un pocho). Como aplico para una visa de estudiante, la entrevista es en inglés.

10:30 AM– La agente del consulado no puede creer que la beca sea tan cool y que la gente de KAUST esté dispuesta a pagarme el semestre en una universidad de EUA en lo que entro a su institución. Yo me estoy muriendo de risa por dentro.

10:45 AM– Después de confirmaciones, explicaciones y verificaciones, parece que al fin aceptó lo que sucedía. – I know it seems crazy, but nothing’s made up– le dije casi al terminar.

10:50 AM– La visa es autorizada. Me entrega el papel de confirmación que tengo que llevar al módulo de DHL y se despide. Ahora a ver mi otro problemita.

10:52 AM– Le pregunto a uno de los guardias qué es lo que puedo hacer al respecto y tal parece que mi caso no es único, pues ya están preparados. –En el módulo de DHL te dan un permiso para que vuelvas a entrar cuando traigas el dinero– me indicó.

11:00 AM– Me encuentro de nuevo con mi familia, les comunico que si me dieron la visa y tomo mi cartera para realizar el pago.

11:05 AM– De nuevo dentro del consulado, y habiendo evitado todas las filas, hago el pago del envío. Por fín, ¡¡se terminó!!

11:10 AM– Disfruto de un rico y nada balanceado desayuno en Denny’s.

NOTA: Según la ley del Paralelismo Literario Asincrónico Generado por la Inexistencia de Originalidad (P.L.A.G.I.O.) de Jose Arcadio Buendía, todos en algún momento de nuestra vida hemos de parodiar al célebre título de Gabriel García Márquez.

3 respuestas a Crónica de una visa anunciada

  1. paty dice:

    ni hablar muchacho, quien te manda ser extraordinario….

  2. Ozmönk dice:

    Genial relato, yo quiero empezar a tramitar todos mis papeles para aspirar a una beca de intercambio a Francia por mi carrera espero que me vaya bien, porque si me han dicho que es un problemón,si no das la talla, te dan un rotundo no así que, a ver que pasa.
    Saludos.

    Nota: yo también lo he hecho http://ozmonk.wordpress.com/2008/12/27/cronica-de-una-muerte-anunciada/

  3. daz_angie dice:

    Que bueno que te la dieron🙂
    A mi ya se me venció la de turismo y me da flojera sacarla porque no puedo en Sinaloa por lo de los narcos -.-‘
    Aunque debo esperar a ver dónde haré mi internship (si es que consigo que sea en el extranjero), y hasta entonces tramitar visa especial de trabajo -.-‘
    Pero bueno, tuviste suerte🙂

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: