La primera vez que te dijeron “señor”

¿Recuerdas la primera vez que un niño se te acercó, bajo la situación que fuere, y se dirigió a tí como: señor? Algo así como ¿oiga señor, me puede decir que hora es? o sus equivalentes como ¿oiga maestro, me puede ayudar?

Es un momento impactante para muchos de nosotros. Derrepente cae sobre tí el peso de los pocos o muchos años que tengan.

Es cierto que desde el punto de vista de un niño, alguien empieza a ser viejo desde, digamos, los 17 años. Pero no deja de ser divertido analizar la situación. Es algo que puede reafirmar nuestro sentimiento de autosuficiencia al estilo “ya soy niño grande y uso calzoncitos” o que al contrario nos puede impulsar a tratar de hacer lo posible por hacernos ver más jóvenes. O puede no significar nada, según sea el sujeto.

Creo que es uno de esos puntos en los que nos detenemos para volver la vista atrás y ver la senda que nunca se ha de volver a pisar, y reflexionamos un poco sobre nuestras vidas. Esto claro, en mucho menor escala que cuando te gradúas, te casas o tienes un hijo. Porque muchas veces, la primera vez que un niño te dice señor, tu acabas de dejar de ser niño.

3 respuestas a La primera vez que te dijeron “señor”

  1. Paty dice:

    ni modo muchachito, el tiempo no perdona…..jajajajajajaja

  2. Grillo dice:

    ¡Qué bonito señor!

  3. singevolant dice:

    Hey que conste que lo escribí porque le pasó a mi querida hermana… a mí ya me lo habían dicho hace un rato jaja

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: