2 Despedidas

marzo 3, 2009
  1. Me despido de mi México querido por un rato (tres meses para ser exacto) ya que estaré durante marzo, abril y mayo cursando algunas materias “pre-maestría” en el Instituto de Tecnología Rose-Hulman, en Terre Haute, Indiana.

    Ahí... en el rojito

    Como nota curiosa, si checan la guía de Wikitravel para Terre Haute, la sección que “¿Qué hacer?” dice más o menos traducido: “Notarás que en esta sección no hay nada. Tal cosa no es un accidente.”

  2. Me despido del blog… hosteado en wordpress. Ahora el nuevo hogar del chango volador está en algún recobeco de los servidores de Dreamhost. La nueva dirección es singevolant.com, para que le digan a todos sus amigos, vecinos y conocidos.
  3. Les advierto que por lo pronto el sitio está de lo más escueto, pero apartir de ahora empezaré a postear ahí, para que cambien sus enlaces a favoritos y/o suscripciones al feed (sé que esto colapsará la internet por unos cuantos días, pero es un sacrificio que estoy dispuesto a hacer). Con el pasar del tiempo lo iré mejorando hasta que quede como realmente quiero, sus sugerencias serán bien recibidas. Espero verlos por allá!!


Crónica de una visa anunciada

febrero 24, 2009

22 de febrero

11:30 PM– Doy una última revisada a mis documentos para ver si todo está en regla. Me doy cuenta que, según el mail del consulado, me falta una forma por llenar e imprimir. –Cuestión de minutos– pensé.

11:35 PM– Entro a la página del departamento de seguridad nacional y comienzo a llenar el formulario electrónico.

11:50 PM– Sigo llenando el formulario. Que si datos personales, que si anteriores visas, que si la cartilla de vacunación del perro… etc.

23 de febrero

12:10 AM– Aún estoy llenando el dichoso formulario. –Muchas de éstas cosas ni siquiera les importan

12:15 AM– Entro a la sección de “estudios anteriores” e ingreso los datos de mi bachillerato. Cuando trato de añadir otro formulario para poner los de universidad, la página me da un error de servidor. Culpo a firefox y a Ubuntu y a no se quién mas, pero la verdad es que el tiempo de mi sesión había expirado. Debía comenzar TODO de nuevo.

12:25 AM– La función de Autollenado de campos del explorador me salva la vida, y diez minutos después estoy de vuelta en el mismo lugar donde me atoré.

12:35 AM– Llego a la sección de preguntas ridículas como: ¿es usted terrorista? ¿maneja armas químicas? ¿tiene alguna especie de adversión contra los presidentes de raza negra?… y así.

12:45 AM– Terminé!! Al fin. Ahora sólo falta imprimir la forma de confirmación y voilá.

12:50 AM– Imprimo la hoja y… no imprime lo negro (que es la mayoría del texto) porque sólo tiene el cartucho de color y el driver de Ubuntu no le dice que imprima con azul si ese es el caso.

1:10 AM– Voy a Windows, descargo el driver de la impresora e imprimo el pdf que envié a mi correo con la hoja de confirmación.

1:15 AM– Una última (ahora sí) revisada y todo está completo. Ahora sí a dormir…

3:10 AM– … Por dos horas. Mi cita es a las nueve así que debemos partir cuanto antes a Ciudad Juárez.

4:00 AM– Salimos!

8:00 AM– Llegamos!

8:15 AM– Gracias a Dios, la precaución de pedir direcciónes y la facilidad que la nueva ubicación del consulado da para ser encontrado, arrivamos con muy buen tiempo a la cita.

8:30 AM– La fila al fin avanza y después de pasar el chequeo tipo aeropuerto estoy en el patio del consulado, en el área de espera para la entrevista. Mi número es el 3300.

9:00 AM– Los números de la pantalla no se acercan en lo más mínimo al 3300. El más cercano está a 1635 de separación.

9:20AM– Wow! Apareció de la nada. Bueno, a la ventanilla cuatro

9:30 AM– A volver a esperar, la ventanilla 4 sólo era para dar los datos.

10:00 AM– Ahora a la fila de la ventanilla 18

10:10 AM– Una rápida revisada y… ¡¡rayos!!, ¡¡no traje el dinero para cubrir el envío de regreso del pasaporte!! Al menos no es algo relevante para la entrevista, terminando veré que hago al respecto. Ya en caso extremo pues hasta pido prestado, total son sólo 8 dólares.

10:20 AM– Están terminando la entrevista las personas que estaban delante de mí, y no se las dieron. Que feo.

10:25 AM– Comienza mi entrevista. La encargada es una señora gringa (que es mejor a que te entreviste un pocho). Como aplico para una visa de estudiante, la entrevista es en inglés.

10:30 AM– La agente del consulado no puede creer que la beca sea tan cool y que la gente de KAUST esté dispuesta a pagarme el semestre en una universidad de EUA en lo que entro a su institución. Yo me estoy muriendo de risa por dentro.

10:45 AM– Después de confirmaciones, explicaciones y verificaciones, parece que al fin aceptó lo que sucedía. – I know it seems crazy, but nothing’s made up– le dije casi al terminar.

10:50 AM– La visa es autorizada. Me entrega el papel de confirmación que tengo que llevar al módulo de DHL y se despide. Ahora a ver mi otro problemita.

10:52 AM– Le pregunto a uno de los guardias qué es lo que puedo hacer al respecto y tal parece que mi caso no es único, pues ya están preparados. –En el módulo de DHL te dan un permiso para que vuelvas a entrar cuando traigas el dinero– me indicó.

11:00 AM– Me encuentro de nuevo con mi familia, les comunico que si me dieron la visa y tomo mi cartera para realizar el pago.

11:05 AM– De nuevo dentro del consulado, y habiendo evitado todas las filas, hago el pago del envío. Por fín, ¡¡se terminó!!

11:10 AM– Disfruto de un rico y nada balanceado desayuno en Denny’s.

NOTA: Según la ley del Paralelismo Literario Asincrónico Generado por la Inexistencia de Originalidad (P.L.A.G.I.O.) de Jose Arcadio Buendía, todos en algún momento de nuestra vida hemos de parodiar al célebre título de Gabriel García Márquez.


Mi viaje a Saudi Arabia

febrero 12, 2009

Hace exactamente un mes me encontraba pisando de nuevo la tierra de mi continente querido, el regresar de uno de los viajes más interesantes, divertidos y aleatorios de mi vida. Mi primer visita al Reino de Saudi Arabia es sin duda un suceso que difícilmente olvidaré (y digo primer porque, si han seguido el blog desde hace un rato, sabrán que haré otra mucho más larga en septiembre).

En mi caso muy personal, la experiencia fue impactante. Con decirles que lo más lejos que había estado de mi tierra era Denver. Viajar 36 horas seguidas y pisar 3 continentes distintos el mismo día fué un shock. La gente, los lugares, la comida, las costumbres. Es un mundo tan distinto al nuestro. Un mundo con otro alfabeto. Un mundo donde es común ver a un sujeto seguido de sus tres o cuatro esposas cubiertas hasta los ojos. Un mundo donde todos abren las puertas de sus casas y se desviven por atenderte. Un mundo donde existe una devoción de otro nivel y todo gira en torno a la religión.

Lee el resto de esta entrada »


Wind waker – esta vez lo termino porque lo termino

febrero 10, 2009

Después de meses llenos de incontables obstáculos y dificultades, de proyectos y graduaciones, de prácticas, trabajo y santas televisiones descompuestas Batman! he emprendido por última vez la tarea de tratar de acabar Wind Waker de una vez por todas. Para ello me hice no de una, sino de DOS copias del juego para que vean hasta dónde llega mi nivel de obsesividad compromiso con la saga.

2 wind wakers

Pruebas A y B en el caso para demostrar mi ñoñez

Sería excesivo si no fuera porque ambas son prestadas y una de ellas la devolví hoy, pero creí que de igual manera merecían la foto.

Ahora si espero que no haya excusas…

Aquí de presumido nomás

febrero 4, 2009

Al fín!!. Al fin me hice de lo que un ciudadano de la web 2.0 podría considerar como su segunda arma más poderosa: una cámara digital. Pudiera parecer un pequeño paso para cualquier bloguero, pero es un gran salto para un servidor. Créanme. No es nada del otro mundo pero satisface mis necesidades fotograferiles de sobra.

Y como me gusta compartir ésta clase de ridiculeces con ustedes mis queridos lectores, aproveché para tomarle fotos a otras dos curiosidades que acabo de comprar:

gorrito-NES

playera megaman

Si, soy un geek. Pero a éstas alturas ya no debería sorprenderles.


De carros japoneses y burocracias mexicanas

enero 29, 2009

Con el fin de desahogarme un poco, les narraré la odisea que tuve que pasar el fin de semana anterior para recuperar mi carrito de las sucias garras manos del departamente de Tránsito. Pero antes, un poco de background en el asunto:

Como parte del “Operativo Conjunto Chihuahua” se establecen retenes (bloqueos) aleatoriamente en distintas calles de la ciudad con el fin de retirar los polarizados de los vehículos y confiscar los carros que no tengan placas, pues no pueden ser identificados y tal hecho se presta para incurrir en actos delictivos.

Todo esto con el pretexto de velar por la seguridad del ciudadano, aunque todos sabemos que sólo es otra manera de sacarle dinero al exprimido pueblo. La cosa funciona así: en Chihuahua (y demas estados fronterizos por lo general) hay muchos carros “chuecos” que fueron importados, pero no nacionalizados, lo cual los hace más baratos y no susceptibles de impuestos arcaicos y tramposos como la tenencia. Cada cierto tiempo, el gobierno del estado realiza brigadas para recoger dichos autos. El show dura unas cuantas semanas para amedrentar a la población, hasta que las mismas autoridades resurgen como héroes de su propia villanía al lanzar algún engomado, registro o padrón que les permita a esos vehículos circular de nuevo por una módica cantidad.

Ahora nos encontramos en la etapa del relajo, y para mi infortunio me toco uno de esos dichosos retenes. Salía de mis prácticas en la Ford con rumbo a la escuela para hacer unos trámites cuando, a unos 500 metros de mi destino, estaba el bloqueo. “Ahora estamos recogiendo estos carros, compa” fué básicamente lo que me dijo el agente de tránsito, en un tono amable por lo menos. Los de las gruás hicieron el inventario y mi mamá llegó por mi, pues nos íbamos a reunir precisamente en el tec. A partir de ahi le perdí la vista a mi querido toyotín, y comenzó la larga travesía.

Fuimos directo a la oficina de tránsito, ahora junto con mi papá, para ver qué es lo que se hace en estos casos, y nos dirigieron al departamento jurídico. Ahi nos dijeron que necesitaban el título del carro, la multa y la licencia de la persona que iba manejando cuando la unidad fue retirada. Santas irregularidades, Batman! El muchachito no tenía licencia. Llevaba perdida un buen tiempo y vencida aún más, por lo que forzosamente tuve que sacar una nueva.

Después de esperar una hora a que mi mama trajera nuestro comprobante de domicilio y curp (y un pantalón, por razones completamente ajenas a la intención de éste relato), nos formamos en la fila para hacer el trámite. Sacar la licencia fué sorpresivamente de lo menos engorroso, pues sólo esperamos aproximadamente una hora en la línea y después, entre la revision de documentos, el examen médico, el pago y la entrega, transcurrieron unos 30 o 40 minutos (fue un día de muchas esperas, no saben cuanto extrañé mi DS).

Ya había oscurecido para cuando, con licencia en mano, regresamos al departamento jurídico. Fué ahí cuando me di cuenta que, tristemente, Japón no esta entre los países que firmaron el TLC. “Su carro fué ensamblado en Japón, por lo que no se puede nacionalizar. Lo que les aconsejamos a las personas en estos casos es que ya no circulen más con el vehículo”. Vaya consejo. Y luego otro susto: para sacarlo del corralón, debíamos de pagar todas las infracciones anteriores del auto, cuyo monto ascendía a los 3300 pesos.

Gracias a Dios la licenciada que nos atendió (una ex-alumna de mi papá) logro encontrar la manera para que sólo tuviéramos que pagar la úlima multa. Recabó unas cuantas firmas, se quedó con mi título y me dió las instrucciones para el día siguiente poder recuperar el carro.

Y así lo hice. Abusando de la amabilidad del grillo, quien me dió el ride, fuí a la oficina de tránsito de nueva cuenta para que me autorizaran la liberación del carro, de ahí a la central de las grúas para pagar por la remolcada y después al mismísimo corralón, para sacarlo de una vez por todas. Y para que termine de parecer chiste, a unos 500 metros de haber salido me encontré…OTRO RETEN. En fin, me dejaron ir, con su negociación de por medio, y por última vez fui de nuevo a la oficina de tránsito a que le tomaran fotos al auto y a recoger mi título.

Reconozco que no soy una víctima indefensa, pues andaba sin licencia y con un carro chueco. Pero el proceso es terriblemente ineficiente y pesado. Aunado a eso, el operativo es de lo más arbitrario e inútil, pues los verdaderos delincuentes van a andar con placas y todo en regla, mientras que el ciudadano común será quien pague los platos rotos. Como siempre.


Enmendando mi moral gamer

enero 21, 2009

Hasta hace unos días sentía que estaba defraudando a la comunidad de videojugadores hardcore a la cual ostento pertenecer, y especialmente a los que poseen un Wii. Es muy bien sabido entre la gente que conoce del medio que la queja general (bien fundada) en contra de la consola de Nintendo es que está saturada de juegos light para las mamás de los doctores y abuelitas que juegan a tirar dardos o al boliche, porque se venden como pan caliente. Los únicos juegos buenos para el gamer clásico son publicados por la casa de Mario, y los demás desarrolladores no se ven alentados a producir títulos más complejos porque no alcanzan a captar el mercado al que están dirigidos.

En mi caso caí en el mismo comportamiento, pues todos mis juegos eran de la compañía de Iwata. Pero decidí enmendar mi mal camino adquiriendo tres títulos catalogados como lo mejor del Wii que nadie jugó (lo cual me ayudó a conseguirlos a un mejor precio). Los juegos en cuestión son:

Zack & wiki.- Un juego de aventuras/puzzle de las primeras épocas del Wii. Con su presentación infantil y nulo background muchos jugadores pasaron de largo la opción de darle una checada a la entonces nueva obra de Capcom. Sin embargo, en todos los sitios especializados del ramo el juego recibió una ovación unánime por sus ingeniosos retos e innovadora jugabilidad. Cabe mencionar que desde hace rato lo andaba cazando, pero justo cuando lo iba a comprar se me atravesó Super Mario Galaxy y no pude evitar el optar por una de las mejores aventuras del plomero en 3D.

Okami.- Uno de los más laureados juegos del consola que áun lleva el título de la más vendida de todos los tiempos, el Playstation 2, que para nuestra fortuna fué trasladado al Wii con un nuevo esquema de controles. Aunque de origen externo, Okami parece haber hallarse mucho mejor en su nuevo hogar, pues aún en concepto está mucho más apegado a las capacidades de la consola de Nintendo. Por mi parte sólo lo he jugado por unos minutos y ya puedo decir que es el mejor uso de la técnica de Cell Shading que he visto hasta ahora en cualquier videojuego (superando incluso a Wind Waker).

No more Heroes.- Es la más reciente obra del maestro Suda51, que vendría siendo una especie de  equivalente de Quentin Tarantino en la industria de los videojuegos. Notable por su atrevimiento a mostrar algo más rudo en el Wii, por su estrafalario diseño y agresivo concepto, también recibió los halagos de publicaciónes y sitios videojuegueros por igual.

Todos ellos son ejemplos del esfuerzo que algunas casas desarrolladoras ponen en ofrecer algo más que colecciones baratas de minijuegos. Lo importante como consumidores más exigentes es darles el mensaje correcto a las productoras adquiriendo éstos juegos y alentándolos a hacer más titulos de calidad, pues al fin de cuentas esto es un negocio y las balanzas se inclinan a donde vaya el poderoso caballero don dinero.

Ah, y cómo no soy un hermitaño despreciable (o al menos pretendo aparentar el no serlo) también me compré el Guitar Hero: World Tour. Muy recomendable también!!

Como nota curiosa, mi papá señaló lo irónico de adquirir en la misma tienda el “guitar hero” y el “no more heroes”